Noticias del resumen de prensa

18/03/2021
Oleada de emisiones: BBVA, IAG y Madrid se lanzan al mercado en busca de financiación
La entidad capta 1.000 millones en deuda sénior preferente a seis años y la región vende otros 1.000 millones en un bono sostenible a 10 años

Cinco Días

El mercado de capitales vivió hoy una jornada efervescente. Un día después de que Repsol emitiera deuda híbrida aprovechando el buen momento que viven estos instrumentos, el martes las miradas estuvieron puestas en BBVA y la Comunidad de Madrid. Entre los dos vendieron 2.000 millones de euros en bonos a 6 y 10 años, respectivamente.

La entidad que preside Carlos Torres no está dispuesta a desaprovechar las buenas condiciones que vive el mercado de deuda en las últimas sesiones después de que el pasado jueves el BCE confirmara que está dispuesto a elevar el ritmo de compra de deuda para frenar el alza de las rentabilidades. La operación de este martes es la primera emisión de deuda de BBVA en 2021 y la modalidad elegida ha sido la de deuda sénior preferente en euros a un plazo de seis años con vencimiento en 2027 y una opción de amortización anticipada a los cinco años, la primera vez que BBVA recurre a esta estrategia en el espectro de la deuda sénior preferente. El banco captó 1.000 millones en una emisión en la que la demanda superó los 1.500 millones. El interés mostrado por los inversores permitió rebajar el coste. La operación, que partía con un precio estimado de 70-75 puntos básicos sobre midswap (tipo de interés libre de riesgo), se cerró con un spread de 52 puntos básicos. Los bonos pagarán un cupón fijo anual del 0,125% hasta marzo de 2026, el más bajo en la modalidad de este tipo de activos, según fuentes de BBVA. El banco se reserva el derecho de amortizar toda la emisión al quinto año. Si no fuera así, el cupón a pagar en el último año de vida pasaría de fijo a flotante. Como referencia se tomaría el euríbor a tres meses más un diferencial de 52 puntos básicos.

La colocación de este martes forma parte del plan de emisiones de 2021 y tiene como objetivo reforzar los pasivos elegibles para el cumplimiento de MREL en marzo a la vez que busca paliar el efecto de algunas emisiones de 2017 que entran en su último año de vida y por tanto pierden elegibilidad para el cómputo de MREL. BBVA, BNP Paribas, Mediobanca, Natixis, UBS y UniCredit fueron los bancos colocadores de una emisión que se realiza bajo legislación española pero cuyos títulos cotizarán en el mercado irlandés.

La última vez que BBVA vendió deuda sénior preferente fue en septiembre de 2020, cuando colocó 2.000 millones de dólares. Un año antes, en noviembre de 2019, el banco emitió otros 1.000 millones de euros en una colocación de deuda sénior preferente.

Como ya apuntó la entidad en su presentación de renta fija este año será un año atípico en lo que a emisiones respecta. El banco no prevé emitir este año deuda AT1 y concentrará sus esfuerzos en deuda sénior preferente y deuda senior no preferente. El volumen total que barajan emitir a través de estos instrumentos rondará los 3.000 millones. Estos bajos volúmenes obedecen a la venta de la filial de BBVA en EE UU.

En la esfera pública hoy fue el turno de Comunidad de Madrid, que una semana después de que el País Vasco vendiera 200 millones en deuda a 50 años al 1,375%, probó suerte con una colocación a 10 años con la etiqueta sostenible. La Comunidad de Madrid, en el punto de mira por el adelanto electoral, captó 1.000 millones con una demanda que superó los 3.300 millones en la que participaron 150 inversores. El apetito mostrado por los inversores permitió rebajar el coste. La operación que partía con un diferencial de 14 puntos básicos sobre la referencia del Tesoro al mismo plazo se cerró con un spread de 12 puntos básicos, lo que equivale a un cupón anual del 0,42%. El diferencial logrado en esta emisión es el más estrecho conseguido hasta la fecha en una emisión pública por parte de la Comunidad a este plazo. BBVA, CaixaBank, HSBC, JP Morgan, Sabadell y Santander fueron los bancos colocadores.

La emisión llevada a cabo por la región se sitúa dentro Marco de Financiación Sostenible de la Comunidad de Madrid, por lo que los fondos obtenidos permitirán financiar proyectos medioambientales y sociales. La última vez que Madrid realizó una emisión de similares características fue en febrero de 2020 cuando captó 1.250 millones con un cupón al 0,419%, equivalente a un diferencial respecto a la referencia del Tesoro al mismo plazo de 14 puntos básicos. La demanda superó entonces los 7.000 millones.

En paralelo a estas operaciones IAG ha dado mandato a BBVA, Goldman Sachs, Morgan Stanley y Santander para preparar una emisión de bonos, la primera desde que las agencias de rating rebajaran la calificación a bono basura en mayo de 2020 tras el estallido de la crisis. La emisión que prepara la aerolínea sería una colocación de doble tramo, una con vencimiento a tres o cuatro años y otra que expiraría en siete u ocho años. IAG emitió bonos por primera vez en junio de 2019 cuando vendió 1.000 millones de euros en bonos sénior no garantizados en dos partes. En septiembre de 2020 el grupo captó 2.700 millones de euros en una ampliación de capital. A principios de año tenía 10.300 millones en efectivo, según lo señalado en la presentación de resultados.


Compartir en
Suscríbete por RSS
Descargar PDF
Volver

NEWSLETTER

VIDEO DESTACADO

28/12/2020 | 2020: el año más complicado
 
SEGURO DE PERDIDA DE LICENCIA
 
ÁREA PARA PERIODISTAS

Recibe las noticias de SEPLA

 
ACUERDOS

Disfruta de las ventajas de estar afiliado a SEPLA

 
ÚNETE A SEPLA

Juntos somos más fuertes

 
La VIA al empleo

Ofertas de trabajo en el extranjero

 
AVIADORAS

Un proyecto para darnos
voz

Accede a nuestra última revista

Mach82 Nº209: Los retos inmediatos de nuestra aviación