Notas de Prensa

14/01/2021
Sepla exige explicaciones por el caos en Barajas
El temporal Filomena ha vuelto a poner de manifiesto la incapacidad del aeropuerto de Madrid para actuar con solvencia ante adversidades climatológicas y evitar poner en compromiso no sólo la operatividad del aeródromo, sino la propia seguridad aérea.

Madrid, 14 de enero de 2021

 

Sepla exige al Ministerio de Transportes, a Aena y al Aeropuerto de Barajas que expliquen el dispositivo puesto en marcha para combatir los efectos del temporal Filomena sobre el tráfico aéreo, y por qué no fue suficiente para mantener el nivel operativo del aeropuerto, muy mermado con respecto al habitual debido a la pandemia del COVID. El sindicato ha mandado varias misivas a los máximos responsables de estas entidades para conocer de primera mano cuáles han sido las deficiencias y los errores de planificación y gestión que han desembocado en el mayor caos aeroportuario de los últimos años.

 

Los tres días de intensas nevadas en Madrid se saldaron con el cierre total del tráfico aéreo en el aeropuerto de Barajas, algo incomprensible para el sindicato de pilotos toda vez que Barajas compró hace 11 años (tras otra nevada de menor intensidad) material suficiente para afrontar un temporal de estas características y, sobre todo, se sabía con la antelación suficiente la intensidad y las consecuencias que dicho temporal podría tener.

 

La mala planificación, las deficiencias en el limpiado y puesta a punto de las pistas y las calles de rodadura o la mala comunicación entre Aena y ATC han sido algunos de los fallos detectados por las tripulaciones que han tenido que volar durante estos días. Muchos de estos fallos no sólo han tenido consecuencias en la operatividad del aeropuerto, sino también en la seguridad operacional de los vuelos que sí pudieron finalmente despegar. De hecho, el mal estado de las pistas produjo daños en el fuselaje de varios aviones, que llegaron a destino con roturas en un motor.

 

No es la primera vez que algo así ocurre en el aeropuerto de Barajas, aunque esta vez la incomprensión es total debido a la antelación y precisión con que se sabía la intensidad del temporal que se avecinaba. De hecho, el día 6 de enero se reunía un comité de crisis del aeropuerto para definir el dispositivo de la operación que iba a trabajar durante el temporal. A pesar de ello, el aeropuerto no puso a punto sus efectivos humanos y materiales en el momento de dar comienzo la nevada. Una pronta actuación hubiera evitado, sin duda, muchos de los daños ocasionados por el temporal.

 

“El aeropuerto de Barajas ha reaccionado de nuevo tarde, lento y mal, y ha vuelto a poner en evidencia unas deficiencias inexplicables para un aeropuerto de referencia internacional e importante hub de conectividad mundial” ha manifestado el presidente de Sepla, Óscar Sanguino.

 

Paralelamente, Sepla ha iniciado una investigación técnica en base a informes solicitados a los pilotos que han volado desde o hacia Barajas estos días. Sepla quiere detectar los fallos más repetidos, para lo que ha solicitado a sus afiliados rellenar un formulario en el que se expliquen las diferentes situaciones vividas estos días. La intención de este informe será la de contribuir a identificar los fallos ocurridos, con el objetivo de proponer respuestas y soluciones que ayuden a solventar estos problemas en el futuro. En este sentido, Sepla se vuelve a poner a disposición de la Administración para aportar su experiencia técnica en los diferentes comités de seguridad de la red de aeropuertos de España.

 

Departamento de Comunicación Sepla
913096759 / 680581136

Compartir en
Suscríbete por RSS
Descargar PDF
Volver

HEMEROTECA

NEWSLETTER

VIDEO DESTACADO

01/07/2021 | Mach82 Digital
 
SEGURO DE PERDIDA DE LICENCIA
 
ÁREA PARA PERIODISTAS

Recibe las noticias de SEPLA

 
ACUERDOS

Disfruta de las ventajas de estar afiliado a SEPLA

 
ÚNETE A SEPLA

Juntos somos más fuertes

 
La VIA al empleo

Ofertas de trabajo en el extranjero

 
AVIADORAS

Un proyecto para darnos
voz

Accede a nuestra última revista

Desprotegidos ante el ERTE