Noticias del resumen de prensa

23/07/2021
La juez ordena al Gobierno suspender el rescate de Plus Ultra por no estar justificado
El Juzgado de Instrucción que investiga el caso insta a la Sepi a no entregar dinero a lo aerolínea por ahora tras tras un escrito presentado por el PP y Vox

EL MUNDO 

 

El Juzgado de Instrucción número 15 ha ordenado la suspensión de la ayuda del Gobierno a la aerolínea Plus Ultra por falta de justificación. Según un auto de la juez Esperanza Collazos, al que ha tenido acceso EL MUNDO, la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales dependiente del Ministerio de Hacienda, debe abstenerse de realizar el siguiente pago, previsto para el 28 de julio hasta nueva orden, porque tal ayuda "debe ser justificada". Señala que "las partes deberán acreditar la necesidad de la entrega para dicha viabilidad de forma que una entrega no justificada supondría un menoscabo patrimonial importante sin posibilidad de restauración a una situación anterior".

 

 

La decisión judicial supone un varapalo para el Gobierno, que aprobó el pasado marzo un conjunto de préstamos de 54 millones a Plus Ultra. La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, aseguró en el Parlamento que el rescate estaba justificado.

 

 

Se trata de un caso de presunta malversación por parte de algos cargos públicos en el que se encuentran personados el Partido Popular y Vox y el origen de la suspensión procede de una petición de medidas cautelares. El PP presentó un escrito para paralizar el pago de 34 millones (sobre un total de 54) previsto para finales de mes. "El jueves día 14 de julio la SEPI y el Consejo Gestor del Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégica solicitaron autorización para proceder al desembolso de los 34.000.000 euros del préstamo participativo a 7 años que pretendían pagar el 28 de julio", explican fuentes del PP a este diario.

 

 

"El día siguiente viernes 15 de julio se dictó providencia requiriendo a las partes para que formulásemos alegaciones. Nosotros presentamos escrito oponiéndonos al pago y solicitando la adopción de una medida cautelar de suspensión del mismo", agregan.

 

 

Vox presentó un escrito en la misma línea. Por su parte, la propia fiscalía solicitó que se requiriese a la aerolínea para que acredite la necesidad de la entrega del préstamo para su viabilidad como empresa. A la vista de todos los posicionamientos, la juez ordena: "Se suspende la entrega prevista para el día 28 de julio de 2021 a la empresa Plus Ultra de la cantidad concedida como préstamo participativo de 34 millones con vencimiento en siete años".

 

 

Insta por tanto al Gobierno que "se abstenga de realizar cualquier acto que suponga infracción de la prohibición impuesta". Y a la polémica aerolínea le requiere que "en el término de cinco días acredite la necesidad de entrega del préstamo para el pago de acreedores".

 

PLUS ULTRA: "ES IMPRESCINDIBLE"

 

Por su parte, la aerolínea ha asegurado que necesita el dinero. "Plus Ultra Líneas Aéreas acreditará debidamente, y en el plazo concedido por el Juzgado, la necesidad de entrega de la financiación pendiente de disposición y recuerda que ya ha recibido el préstamo ordinario de 19 millones de euros concedido por la SEPI", asegura en un comunicado."La financiación restante es imprescindible para dar cumplimiento al Plan de Viabilidad de la compañía, tal y como se aprobó por el Fondo de Apoyo a la Solvencia gestionado por la SEPI, tras el grave impacto sufrido por la pandemia Covid 19. Igualmente, es necesaria para mantener los 354 puestos de directos y más de 2.500 indirectos que la aerolínea genera en España". Asegura que seguirá "colaborando con la Justicia como hasta ahora".

Share
Subscribe by RSS
Download PDF
Back

NEWSLETTER

FEATURED VIDEO

01/07/2021 | Mach82 Digital
 
LOSS OF LICENSE INSURANCE

 

 
PRESSROOM FOR JOURNALISTS

Receive news from SEPLA

 
AGREEMENTS

Enjoy the advantages of being a member of SEPLA 

 
JOIN SEPLA

Together we are stronger

 
Employment Offers

Jobs Abroad

 
AVIADORAS

Un proyecto para darnos voz

Read our latest magazine

Desprotegidos ante el ERTE