Noticias del resumen de prensa

15/06/2021
El Concorde está de vuelta con Boom, si podemos soportarlo
El avión que conectará Londres con Nueva York en dos horas La velocidad y conveniencia del vuelo supersónico tendrá un precio ambiental.

EXPANSIÓN

Volé en Concorde una vez. Recuerdo su ascenso como un cohete desde Heathrow, la quietud de navegar a 60.000 pies sobre el Atlántico y el cielo azul oscuro por la ventana. Más tarde, el monitor de la cabina que muestra Mach 2 y la emoción de unirse a un club de vuelo de élite, antes del descenso a Nueva York, tres horas y media después del despegue.

Sentí un cosquilleo de nostalgia cuando leí la noticia de que United Airlines realizaba un pedido de 15 aviones Overture que desarrolla Boom Supersonic en Denver, Colorado. Están destinados a entrar en servicio de pasajeros a partir de 2029: si espero unos años más, es posible que pueda revivir la emoción de viajar más rápido que el sonido.

"Creemos en un mundo donde más personas puedan ir a más lugares, con más frecuencia", dijo Blake Scholl, fundador y director ejecutivo de Boom. Y dicho así, suena bien. Después de haber permanecido recluido en casa o dentro de las fronteras nacionales por la pandemia, algunos podrían desear una excursión de alta velocidad desde San Francisco a Tokio en 6 horas, en lugar de 11.

A pesar de la tentación, me pregunto si el vuelo comercial supersónico realmente volverá, y si debería hacerlo. La tecnología ha avanzado desde el último vuelo comercial de pasajeros de Concorde en 2003, después de un accidente fatal en París en 2000, los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 y la disminución de la demanda, pero algunas cosas son difíciles de cambiar.

Una es que los aviones supersónicos hacen mucho ruido. También experimenté el Concorde desde el exterior, en la ruta de vuelo de Heathrow en el oeste de Londres, conociendo el rugido ensordecedor de sus motores de poscombustión. El Overture será mucho más silencioso que el Concorde a velocidades subsónicas y alrededor de los aeropuertos, pero creará un boom sónico similar cuando esté en pleno vuelo.

Aquellos con privilegios militares o gran riqueza pueden romper la barrera del sonido ahora. Los aviones de combate son muy ruidosos, al igual que los cohetes que llevarán a los multimillonarios Jeff Bezos y Richard Branson al espacio suborbital. Pero tal escenario está prohibido para la mayoría: los vuelos supersónicos a través de EEUU fueron prohibidos en 1973.

Boom dice que el Overture solo volará a velocidad supersónica sobre los océanos, lo que supone un obstáculo. Las rutas de Londres y París a Nueva York del Concorde se adaptan bien, aunque incluso esas tenían problemas. Un vuelo matutino desde Europa que llegaba a EEUU temprano en el día atrajo a los ejecutivos, pero reducir tres horas un vuelo nocturno de vuelta resultó claramente menos atractivo.

Cruzar el Pacífico presenta un segundo desafío para los aviones supersónicos: su alcance limitado en comparación con los aviones subsónicos de largo alcance. El Overture tendría que aterrizar durante media hora en Alaska para repostar en su camino de San Francisco a Tokio, y en Tahití en ruta de Los Ángeles a Sidney. Los pasajeros también pueden tener la tentación de bajarse y repostar en Tahití.

Los pioneros supersónicos depositan alguna esperanza en que Estados Unidos eventualmente relaje su prohibición, al menos en algunos corredores aéreos (en Kansas se está probando el proyecto). Pero es impensable que los europeos toleren hasta 200 explosiones sónicas por día del tráfico aéreo, incluidos los aviones que vuelan hacia y desde Heathrow, un escenario para 2035 proyectado por el Consejo Internacional de Transporte Limpio (ICCT, por sus siglas en inglés).

Luego está el impacto ambiental más amplio. Los jets supersónicos tienden a tener sed, y el ICCT estima que si vuelan con combustible de aviación convencional, emitirán de cinco a siete veces más dióxido de carbono por pasajero que los jets subsónicos comparables. A medida que la industria de las aerolíneas intenta volverse más ecológicamente responsable, corre el riesgo de dirigirse a la dirección contraria.

Scholl asegura que el Overture consumirá mucho menos combustible, solo equivalente a un pasajero de clase ejecutiva en un jet convencional. También podrá volar únicamente con combustible de aviación sostenible, fabricado por empresas como BP a partir de aceite de cocina y de desecho. Pero todo esto tiene que probarse: el primer vuelo de prueba de Boom en su prototipo de avión no tendrá lugar hasta finales de este año o el próximo.

Proyectos aeroespaciales tan ambiciosos tienden a retrasarse o no completarse en absoluto. Boeing nunca culminó su concepto Sonic Cruiser de alta velocidad y Aerion, una compañía estadounidense que desarrollaba un jet ejecutivo supersónico, colapsó en mayo cuando se quedó sin fondos. El viaje más largo está llegando al despegue.

Mientras tanto, la comodidad que antes ofrecía el Concorde a la clase de viajero más elitista ha sido parcialmente replicada por jets privados y de negocios de largo alcance. Para aquellos que pueden pagarlo, cruzar el Atlántico en un Gulfstream desde una terminal privada ahorra tanto tiempo como volverse supersónico desde Heathrow, y es más elegante.

Las personas que vuelan en muchos aviones pequeños tampoco son buenas para el medio ambiente. Pero la crisis lo ha alentado: el grupo de investigación WingX espera que los viajes en aviones de negocios recuperen los niveles prepandémicos a finales de este año, mientras que los horarios de las aerolíneas siguen interrumpidos.

Un día, un sucesor del Concorde podría despegar nuevamente, ofreciendo la misma velocidad y emoción, pero esta vez de manera más silenciosa y sostenible. Si eso sucede, haré un viaje; hasta entonces, me quedo con los recuerdos.

Share
Subscribe by RSS
Download PDF
Back

NEWSLETTER

FEATURED VIDEO

01/07/2021 | Mach82 Digital
 
LOSS OF LICENSE INSURANCE

 

 
PRESSROOM FOR JOURNALISTS

Receive news from SEPLA

 
AGREEMENTS

Enjoy the advantages of being a member of SEPLA 

 
JOIN SEPLA

Together we are stronger

 
Employment Offers

Jobs Abroad

 
AVIADORAS

Un proyecto para darnos voz

Read our latest magazine

Desprotegidos ante el ERTE