Carta del presidente

  

 

Óscar Sanguino González - Presidente de SEPLA 

 

Dos formas de entender las relaciones laborales

Las turbulencias previas al verano parecen haber entrado en un estado de calma en la mayoría de las aerolíneas españolas. A fecha de cierre de esta edición, Iberia alcanzaba con nuestra representación sindical un preacuerdo para se sienten las bases del IX Convenio Colectivo de Pilotos. Iberia ha sabido entender que, una vez iniciada la recuperación económica, es hora de hacer repercutir en sus trabajadores los buenos resultados de la misma manera en que se les hizo repercutir los malos. Ha llegado el momento de afrontar juntos la remontada.

Junto a Iberia, otras aerolíneas españolas han firmado una paz social a largo plazo. No sólo para salvar la temporada de verano, sino para apostar de manera definitiva por un compromiso con los pilotos que las afiance en el mercado actual, enormemente competitivo. Vueling lo ha hecho in extremis con un preacuerdo que se incluirá en el borrador de convenio colectivo de pilotos que tendrá que ser ratificado por los afiliados de Vueling en SEPLA, tal y como establecen nuestros estatutos. En este acuerdo, se contemplan por fin condiciones para los pilotos acordes a las de mercado. Los pilotos de Vueling, que han soportado como pocos el peso de la crisis, bien lo merecen.

Además, una aerolínea extranjera como easyJet se ha convertido en ejemplo de cómo tratar a sus empleados, y acaba de firmar con SEPLA un preacuerdo que se convertirá en el próximo Convenio, el primero desde que volvió a España. Un ejemplo de cómo las transnacionales pueden aprovechar las ventajas de cada país para ofrecer a sus empleados un proyecto de futuro y una estabilidad.

Sin embargo, hay otra forma de entender las relaciones laborales que este verano está rozando el extremo. Hablamos de la compañía de marras, la todavía líder de nuestros cielos: Ryanair. La compañía irlandesa afronta este verano los primeros paros generalizados desde que en diciembre del año pasado la amenaza de huelgas se saldara con su compromiso a reconocer a los sindicatos. Parece ser que la irlandesa no concibe que el reconocimiento de un sindicato implica la garantía de proporcionar el tiempo necesario para que las personas que lo componen puedan ejercer su labor de representación. Así las cosas, y sin ceder un ápice en sus premisas iniciales, a Ryanair le están creciendo los enanos: dos días de huelga de los auxiliares de vuelo en España a finales de julio; dos días de paros de los pilotos en el país donde tiene sede, Irlanda, y una demanda ante la Audiencia Nacional de España, encargada de dirimir los conflictos colectivos. Parece claro que estamos en una nueva fase en el seno de esta compañía, que se enfrenta como nunca en su historia a una revuelta por parte de sus trabajadores.

Coincidiendo con el cierre de esta revista, Ryanair ha despedido a cuatro TCP que argumentaron fatiga cuando se encontraban a punto de exceder su límite de actividad. Desde SEPLA entendemos que cualquier medida disciplinaria consecuencia de acogerse a las leyes sobre tiempos de trabajo y descanso (FTL) no sólo vulnera la normativa, sino que juega en contra de los principios básicos de la seguridad aérea. Es vital una cultura de seguridad no punitiva para que el trabajador se sienta libre de hacer sus reportes, entre ellos, sobre fatiga.

Son dos vías de afrontar las relaciones con los empleados. La primera consiste en confiar en ellos como activo de la empresa y buscar la estabilidad en las relaciones como método para alcanzar el liderazgo en tu mercado y buscar la fidelidad de tus empleados. La segunda se basa en la confrontación directa y el rechazo a cualquier tipo de interlocución. La primera ha sostenido a las más importantes aerolíneas durante décadas como líderes de Europa, con empleados que han desarrollado dentro de ellas sus carreras, sin necesidad de plantearse la opción de huir a la competencia. La segunda está tensando la cuerda lo inimaginable. Los colectivos profesionales de Ryanair se han unido por fin, y es una realidad que, por mucho que quiera, Ryanair no puede negar. Esperemos que la cuerda no llegue a romperse.

 

Óscar Sanguino González
Presidente



VIDEO DESTACADO

03/08/2018 | ENTREVISTA JAVIER MARTÍN CHICO, JEFE DEPARTAMENTO TÉCNICO DE SEPLA
 
SEGURO DE PERDIDA DE LICENCIA
 
ÁREA PARA PERIODISTAS

Recibe las noticias de SEPLA

 
ACUERDOS

Disfruta de las ventajas de estar afiliado a SEPLA

 
ÚNETE A SEPLA

Juntos somos más fuertes

 
La VIA al empleo

Ofertas de trabajo en el extranjero

 
AVIADORAS

Un proyecto para darnos
voz

NEWSLETTER

Accede a nuestra última revista

Pilotos de protección civil, al servicio de todos