¿Sabías que...?

¿Sabías que trabajar en el extranjero te exime parcialmente del IRPF?

Andrés Mendoza Aguilar - Asesor Económico Financiero. En el último número veíamos como la residencia fiscal en España no solo venía determinada por la permanencia de más de 183 días en nuestro territorio en el conjunto del año sino que, en muchos casos, el factor determinante para la consideración como residente fiscal en España es que se mantenga en nuestro país el núcleo de intereses económicos y vitales.

 

La presunción de residencia cuando residan en España el cónyuge o los hijos menores de edad que dependan del contribuyente va a derivar en que muchos de los pilotos con contratos de trabajo en el exterior tengan que tributar en España por su renta mundial, sin perjuicio de la aplicación de las deducciones por doble imposición previstas en los Convenios de Doble Imposición suscritos por España.

Entre las distintas exenciones previstas en la Ley del IRPF queremos destacar, por su aplicabilidad en el modelo de contratación de pilotos en el exterior, la prevista en el artículo 7 p) de la Ley del IRPF y en su desarrollo reglamentario en el artículo 6 del RD 439/2007 que recogen la posibilidad de aplicación de una exención por los rendimientos del trabajo obtenidos por una persona física en el extranjero y las condiciones que se deben cumplir.

En síntesis, los referidos artículos consideran aplicable dicha exención en los siguientes supuestos y con los siguientes límites:

•    Que los rendimientos se realicen en beneficio de una empresa extranjera o, siendo española, se realicen para un establecimiento permanente situado en el extranjero con aprovechamiento, ventaja o utilidad de dicha empresa o establecimiento permanente en el exterior.

En la medida que los pilotos trasladados al extranjero lo hagan para una empresa de nacionalidad extranjera cumplirían esta primera condición.

•    Que en el territorio en que se realicen los trabajos se aplique un impuesto de naturaleza idéntica o análoga a la del IRPF y que no se trate de un territorio considerado como paraíso fiscal. El legislador considera cumplido este requisito cuando dicho país o territorio tenga suscrito con España un convenio para evitar la doble imposición internacional que contenga cláusula de intercambio de información.

Es importante verificar que en el territorio de realización de la actividad exista Convenio de Doble Imposición en dichos términos para entender cumplida esta segunda condición.

•    La exención tendrá un límite máximo de 60.100 euros anuales y en el caso de que no se permanezca en el exterior la totalidad del ejercicio, el límite se ajustará aplicando una regla proporcional en función del número de días de realización de trabajos. Se entenderá realización de los trabajos la existencia de un contrato en vigor, respecto al conjunto del año.

Esta exención es incompatible con la aplicación de deducciones por doble imposición internacional, salvo que los rendimientos superen el límite de la exención, total o proporcional, descrito anteriormente.

Si la remuneración percibida supera el límite del artículo 7 p) de la Ley del IRPF, en dicho caso y dado que sobre el exceso se estaría repercutiendo un doble tributo y solo en la medida que exista un Convenio de Doble Imposición, el contribuyente se podría aplicar la deducción por doble imposición restando a la cuota resultante del exceso de rendimientos sujetos al IRPF español, la parte proporcional de impuestos soportados en origen sobre dicho exceso, de acuerdo con los mecanismos de deducción previstos en el Convenio aplicable.

Finalmente, advertir que la Dirección General de Tributos, a través de distintas interpretaciones, está exigiendo la demostración de que los trabajos se realizan efectivamente en el extranjero y de que existe desplazamiento físico fuera de España y que, por tanto, el centro de trabajo se fije en el exterior.

En definitiva, para los pilotos desplazados al exterior que, por motivos personales o familiares, mantengan su residencia fiscal en España, tienen la oportunidad de aplicar esta exención, con un máximo de 60.100 euros anuales, siempre y cuando se cumplan las condiciones de trabajo para una empresa extranjera y de existencia de convenio de doble imposición con cláusula de información y, para el exceso de remuneración sobre dicho límite anual o su parte proporcional en caso de haber trabajado menos de un año, sobre el exceso de remuneración se podría aplicar la deducción por doble imposición con los mecanismos previstos en cada Convenio de Doble Imposición.




Compartir en
Volver

VIDEO DESTACADO

20/03/2020 | Mensaje del presidente de Sepla, Óscar Sanguino, a todos los afiliados
 
SEGURO DE PERDIDA DE LICENCIA
 
ÁREA PARA PERIODISTAS

Recibe las noticias de SEPLA

 
ACUERDOS

Disfruta de las ventajas de estar afiliado a SEPLA

 
ÚNETE A SEPLA

Juntos somos más fuertes

 
La VIA al empleo

Ofertas de trabajo en el extranjero

 
AVIADORAS

Un proyecto para darnos
voz

NEWSLETTER

Accede a nuestra última revista

Volver a volar. Una nueva realidad