Did you know...?

www.airnostrum.es

¿Sabías que los directivos de Air Nostrum se repartieron 18 millones de euros de beneficio en 2010 fruto de un ERTE?

Cualquier persona que conozca un poco los entresijos de Air Nostrum comprende el enfado de sus pilotos al recibir tan delirante e insultante propuesta de rebaja salarial. Puede que usted, totalmente ajeno al mundillo aeronáutico del que solo ha escuchado el tópico de los privilegiados pilotos y azafatas al más puro estilo DiCaprio, se sienta ofendido cuando escucha que estos trabajadores no quieren bajarse el sueldo entre un 50%.


Ahora bien, su sorpresa puede que vaya in crescendo cuando sepa el caso de los más de 50 pilotos (entre ellos, varios instructores que conocen bien lo que se cuece detrás del telón) que han abandonado vidas, familias y país en busca de nuevos horizontes en países tan distintos como Qatar, Japón, Chile, Indonesia o Ruanda. El trato al personal nunca ha sido la especialidad del equipo gestor. El speechcon el que Carlos Bertomeu presento su “plan” a todos los trabajadores con un “y esto se va a aplicar el día 1 de enero SI o SI” demuestra su capacidad para relacionarse con los que día a día sacan adelante la compleja operativa de esta compañía aérea.


Es importante saber que directivos medios y algún que otro miembro de la alta dirección han salido o han intentado abandonar el barco, a sabiendas de la poca capacidad que existe para reconducir la nave. La ineficiencia de esta empresa no se encuentra en los salarios de los trabajadores ni en su productividad, y ellos bien lo saben. Así lo demuestra el siguiente gráfico con datos extraídos de la información entregada por Carlos Bertomeu en rueda de prensa para presentar su nuevo plan.





La bandera de la dirección de Air Nostrum de que “no habrá despidos”, ha sido la gota que ha colmado el vaso. Los trabajadores de esta empresa valenciana, propiedad de la familia Serratosa, han dicho basta. Años de sacrificios, siempre siendo los peores pagados del sector en todos los puestos de trabajo a excepción de la dirección, que a pesar de tener en su haber dos ERE’s nunca ha presentado la información requerida por la Dirección de Trabajo. Y es que en Air Nostrum, los trabajadores siempre han visto recortados sus derechos laborales y siempre han sido exprimidos hasta la extenuación y a realizar tareas más allá de sus competencias. Hay que recordar que Air Nostrum es la compañía aérea española que más subvenciones ha recibido y que no había tenido pérdidas hasta el año 2009. Ni tan siquiera en los años de bonanza ha existido paz social, y las relaciones llevan años judicializadas.


Los problemas de dinero tan cacareados por la Dirección contrastan con los 18 millones de euros que se llevaron de la caja en el año 2010 fruto de un ERE y de la venta de activos de la propia compañía. Ahora está claro; no hay dinero para llevar a cabo una reestructuración adecuada. Tocamos a casi un directivo por avión pero el problema son nuestros salarios. Pretenden copiar la espeluznante operativa de Ryanair pero no la estructura ni los sueldos.
¿Dónde están los millones de euros que la empresa ha recibido de los pilotos por pagarle a la compañía para poder volar el modelo de avión que esta empresa opera? ¿Dónde los más de 100 millones de euros de subvenciones o los más de 20 millones de euros que han perdido los pilotos procedentes del ERTE que ahora sufren y de su congelación salarial desde el año 2010?.


Lo más repetido en el seno de los trabajadores es, “¿cómo un plan diseñado por una directiva enquistada, que lleva al frente 18 años, que no ha sabido enfrentarse a la crisis más que con recortes salariales en base a ERE’s, va a sacarnos ahora de esta situación? Los mismos que me han traído aquí, ¿ahora van a sacarme?” No hay credibilidad en la dirección, y por tanto, no hay credibilidad en las medidas que se están tomando. Esto no es un plan de viabilidad, es un plan para financiar las pérdidas a costa de los trabajadores. Mientras, Carlos Bertomeu, CEO de Air Nostrum, acumula cargos en otras empresas y le toma el pelo a la opinión pública, alegando una bajada salarial y la eliminación de los coches de empresa. Desde el año 2010 con ERE’s que costean todos los españoles, se quita ahora el Jaguar”. Esta dirección da palos de ciego y ya sobrevuela demasiados fantasmas, como el de no aceptar producción para justificar la situación.


Lo más grave de todo no es que planteen un 50% de bajada salarial. Lo realmente grave es que no se mueven un décima de esa cifra durante todo el periodo, ni tan siquiera frente a mediadores. La negociación es inexistente por parte de la empresa.


Share
Back